>

ENLACES


LA MX MORELO

CCMX

REPRODUCTOR

“El Chapo” Guzmán es detenido por tercera vez, ahora en Los Mochis; “misión cumplida”: EPN

El Presidente Enrique Peña Nieto confirmó en redes sociales que el narcotraficante mexicano está bajo resguardo de la Marina, luego de un enfrentamiento con elementos de La Marina. Se trata del tercer arresto de Guzmán Loera, luego de dos fugas espectaculares.

“El Chapo”, en el primer arresto de este sexenio. Foto: Cuartoscuro

“El Chapo” Guzmán cuando fue arrestado en febrero de 2014. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 8 de enero (SinEmbargo).– El Gobierno de México confirmó este día que Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, fue detenido por elementos de la Marina. El mismo Presidente Enrique Peña Nieto lo dio a conocer por redes sociales.

Se trata de su tercer arresto, luego de dos fugas. Guzmán se había escapado por un túnel de un penal de alta seguridad. Había sido visto en Durango y Sinaloa. Ahora está preso, luego de un operativo en Los Mochis, Sinaloa, que llevó a la muerte de algunos de los presuntos asociados del capo, así como varios arrestos más.

El Presidente Peña Nieto anunció la recaptura del narcotraficante líder del cártel de Sinaloa, que estaba prófugo de la justicia desde el 11 de julio pasado.

“Misión cumplida: lo tenemos. Quiero informar a los mexicanos que Joaquín Guzmán Loera ha sido detenido”, anunció en su cuenta de la red social Twitter, aunque no detalló dónde ni en qué momento fue detenido.

La fuga de Joaquín Guzmán se convirtió en una crisis de Estado para el gobierno de Peña Nieto. Temas como la corrupción, el “Estado fallido” y la violencia se afianzaron a las portadas internacionales, después de que la administración pretendió dar un giro a su imagen. El mismo Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, había reconocido la crisis profunda que provocó la fuga, sólo comparable con la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Peña Nieto destacó, en un segundo tuit, la labor del Gabinete de Seguridad.

“Mi reconocimiento al Gabinete de Seguridad del Gobierno de la República por este importante logro en favor del Estado de Derecho en México”, dijo.

Analistas habían dicho que la recaptura de Guzmán Loera era una oportunidad para que Peña recobrara la credibilidad perdida.

“El Chapo”, el hombre que creció descalzo en ese mismo triángulo donde hoy tiene supuestamente cientos de empleados directos o indirectos, el que a los veinte años de edad debutó en las huestes de Miguel Ángel Félix Gallardo, el que ha llevado el epíteto de “el más buscado” dos veces, está otra vez en custodia de las autoridades.

La Administración Federal Antidorgas de Estados Unidos (DEA), se congratuló con el Gobierno de México por la recaptura del líder del Cártel de Sinaloa.

“Este es un gran día para la justicia y para los objetivos de México y el gobierno de Estados Unidos en el combate al narcotráfico”, dijo a la agencia de noticias Notimex el vocero de la DEA, Lawrence Payne.

Joaquín Archivaldo Guzmán Loera nació en la comunidad de La Tuna, Badiraguato, Sinaloa, el 4 de abril de 1957. Es hijo de Consuelo y Emilio. Casada por la fe católica, esta pareja de campesinos procreó once niños. Ocho hombres y tres mujeres. A todos los criaron en la misma casa de adobe y lámina.

Algunas fuentes indican que pudieron estudiar hasta tercero de Primaria y otras que hasta sexto. Ángel Robles Bañuelos, ex Presidente municipal de Badiraguato y profesor rural, dijo a SinEmbargo hace unas semanas que la educación básica en esta región del país ha sido una batalla de Quijotes, que en los cincuenta y sesenta del siglo pasado, los niños no iban a la escuela y si lo hicieron, fue de manera intermitente.

De modo que es posible que los Guzmán Loera no hayan estudiado nada.

Como sea, esa niñez se hizo en la más profunda miseria, la de la Sierra Madre Occidental mexicana, entre campos de naranjas y a veces, cacahuate, y cerros de lodo. Ya ninguno vive ahí.  Sólo sobrevive la madre cuya vida transcurre entre ollas de peltre y muebles antiguos, muy alejada de la ostentosidad que se le adjudica a su hijo.

Joaquín Archivaldo Guzmán salió del terruño mientras seguía las señales marcadas por la expansión del narcotráfico en la región. Félix Gallardo le tenía confianza y lo llevó a Culiacán y luego, a Guadalajara. “El Chapo” tenía 32 años de edad cuando presenció la detención de su padrino. Acaso supo que ahí empezaba la oportunidad única del crecimiento propio. Pero ahí estaba también Ismael “El Mayo” Zambada y a querer o no, había que hacer alianzas. Así que los dos fincaron su grupo, el Cártel de Sinaloa o Pacífico (los investigadores aún no están de acuerdo en la nomenclatura de los grupos que trafican droga), mientras los hermanos Arellano Félix se expandían en Tijuana.

Todo iba en marcha, pero en 1993, el Cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo cayó acribillado en Guadalajara, Jalisco. La PGR, a cargo de Jorge Carpizo, lo presentó como el jefe de capos que, en contra de los Arellano, habría provocado la lluvia de balas que mató al prelado. Y al Chapo lo capturaron elementos policiacos de Guatemala en el río Suchiate, lo entregaron en el puente internacional “El Talismán” y luego, ya en manos de la PGR, lo llevaron al penal de Almoloya y después, al de Puente Grande en Jalisco.

En 2001, se fugó. Y en los 13 años siguientes logró modificar para su ganancia todos los mapas del trasiego de drogas. Para la PGR, sus operaciones están distribuidas en todo el país. Para la Oficina Europea de Policía (Europol) ha penetrado en Europa y Oceanía. Para autoridades de Hong Kong, según un reportaje publicado por el South Morning Post, está ligado a dos triadas de ese país, la 14K y la Sun Yee On. El Departamento de Estado de Estados Unidos sostiene que es la inteligencia a partir de la cual, es traficada desde Colombia del 30 al 50 por ciento de la droga vendida en aquel país.

Aunque la revista Forbes jamás ha revelado bajo qué parámetros calculó su fortuna, lo incluyó en su lista de hombres acaudalados a partir de 2012. Mil millones de dólares tenía “El Chapo” aquel año. Pero para 2015, la publicación lo había excluido por una razón: desconocía cómo gastaba sus recursos. De eso, hay muy pocos rastros.

En ninguna de las dos capturas anteriores, el Gobierno de México ha logrado socavar su fortuna.

Vistas: 14

Comentario

¡Tienes que ser miembro de La MX para agregar comentarios!

Únete a La MX

© 2018   Creada por Administrador.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio

background-image:url(; background-attachment:fixed;